He de reconocer que no soy yo muy dada a la poesía, aunque algunos blogs sobre ella me gustan ya que leer algo bueno de vez encuando me encanta, pero leer un libro sobre poemas, uno tras otro no me llama la atención, por lo que solo tengo los libros de poemas de lecturas obligadas.

Durante mis años en la universidad era asidua a un periódico semanal  que publicaba poemas de estudiantes, solía publicar uno a la semana, y de todos esos hasta hoy… he guardado dos recortes, uno de ellos es este, a ver que os parece:

La noche de los cristales rotos

cruza esta línea hoy,

rompe este cristal que nos separa.

Cristal hecho de miedos y temores

que no me deja oirte.

Chilla, decídete, da el paso

y rompe en mil pedazos esta fina lámina

que nos hace extraños.

Te veo hablar pero no te oigo.

Extiendes tus manos

pero no las siento tocarme.

Siento tus labios

pero el despertar los rompe.

Una, dos… a las tres

haremos estallar,

explotar convirtiendo

en mil estrellas ésta,

estúpida protección,

que nos separa, nos detiene.

Los dos juntos, exponiéndo por igual,

colmaremos, calmaremos

del mismo modo

uno las ganas del otro

otro las ganas del uno

uno, dos…?

(para todos los chicos que se lo piensan… a veces demasiado, sí, para tí también, no esperaremos eternamente)

Firmado; quien menos te lo esperas.

Anuncios