Sorpresas te da la vida, unas veces agradables y otras no tanto… estoy en el paro. Verse en una situación así primero es dificil de asimilar, sobre todo en el caso en el que uno no lo ha ido asimilando porque no se ha ido viendo la decadencia de la empresa, porque en este caso ha sido por cierre, cosas de las fusiones comerciales, que aunque tu empresa vaya más menos bien, llega otra la compra y cierra tu delegación, así de fácil y así de globalizado está el mundo.

Pero bueno, como dice la canción “la vida te da sorpresas…” ya la  próxima va a ser positivísima! ;D… por eso de compensar! 😀